Noticias
Culturales

Con La Revolución Quiteña, Quito empieza la celebración del Bicentenario del 10 de agosto de 1809

El 10 de agosto de 1809, luego de casi tres siglos de gobierno colonial, un movimiento de criollos quiteños cesó en sus funciones a la autoridad española. Este hecho es parte de la ola de levantamientos que, en toda la América Hispana, se produjeron a principios del siglo XIX contra la Corona de España y cuyo resultado fue, transcurridos años de lucha, el surgimiento de nuestras naciones. El próximo 10 de agosto de 2009 se cumplen doscientos años de este importante hecho en la historia del país, y Quito lo celebra por todo lo alto desde este verano con la instalación de la exhibición La Revolución Quiteña en el antiguo hospital militar.

La exhibición ofrece información histórica del 10 de agosto de 1809 en una puesta en escena accesible y contemporánea. Se trata de una exhibición interactiva que invita al público a ponerse en contacto con los hechos históricos del 10 de Agosto de 1809 mediante imágenes, escenografías, videos, textos y recursos interactivos que relatan de forma sencilla y clara los aspectos fundamentales de ese período de nuestra historia, muestran a los protagonistas y sus acciones, así como los efectos de este proceso en diversos entornos.

La muestra ocupará buena parte del edificio del antiguo Hospital Militar,  y estará acompañada de exhibiciones complementarias que abordan otros aspectos y entornos relacionados con los hechos del 10 de Agosto de 1809. Funcionarán también en el edificio una Sala de Cine y una Sala Académica para realizar charlas, lanzamientos de libros y conversatorios sobre La Revolución Quiteña.

El antiguo Hospital Militar, edificio sede de la exhibición, es una construcción notable, levantada a inicios del siglo XX bajo el esquema de la arquitectura neoclásica. El edificio ha sido sometido a un cuidadoso proceso de restauración con motivo de la inauguración de la exhibición.

La Revolución Quiteña es una de las actividades más importantes que presenta el gobierno de la ciudad en el marco de la conmemoración del Bicentenario del 10 de agosto. Mediante esta exhibición, el Municipio Metropolitano de Quito y el Fondo de Salvamento del Patrimonio Cultural, FONSAL invitan al público a conocer y debatir estos hechos y así sumarse a la conmemoración de su Bicentenario.

Datos prácticos

¿Dónde? Luis Dávila y Venezuela, Antiguo Hospital Militar en San Juan, Quito

¿Cuándo? Desde el 9 de agosto de 2008 hasta septiembre de 2009 

Horarios de atención: Martes a sábado 10h00 a 22h00, domingo 10h00 a 18h00

Precios: Adultos y público en general 2 USD;
estudiantes 1 USD
Niños, personas con discapacidad y adultos mayores 0,50 USD

Fuente: Fonsal

 

LA COMPAÑIA DE JESUS

Considerado como uno de los más bellos de la orden jesuítica en América, el templo de la Compañía de Jesús de Quito es la obra más representativa del barroco en el Ecuador. Barroquismo impreso en la extraordinaria decoración interior, en los relieves dorados de las superficies de su estructura, en sus retablos, imágenes, lienzos y pintura mural, así como en la magnífica fachada trabajada en piedra a manera de gran retablo urbano.

Fuente: Fonsal

 

EL FONSAL RECIBE EL “GREEN APPLE AWARDS” 2008

El pasado 2 de junio en Londres “The Green Organisatión” (La Organización Verde) entregó al Embajador de Ecuador en el Reino Unido el premio “The Green Apple Awards”  2008), por la ejecución del proyecto del Centro de Convenciones Eugenio Espejo, realizado por el Fondo de Salvamento del Patrimonio Cultural – FONSAL, he inaugurado el 28 de marzo del presente año.

“The Green Organisatión”es una organización independiente, no política, no activista, sin fines de lucro, un grupo ambientalista dedicado a reconocer, premiar y promover las mejores prácticas ambientales en todo el mundo. 

El premio “The Green Apple Awards”  entregado al FONSAL por la restauración integral del Antiguo Hospital Eugenio Espejo, transformado hoy en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo, ha permitido que el país sea reconocido por desempeñar un rol importante en la preservación del medio ambiente edificado y el patrimonio arquitectónico.

 

BARRIO TRADICIONAL DE LA RONDA

El sendero precolombino ubicado junto a la quebrada de los gallinazos se transformó durante la Colonia en la Ronda, un asentamiento privilegiado por su cercanía al río. Este barrio, que siglos atrás marcó el límite sur de Quito, ha sido la morada de figuras relevantes en la historia de la ciudad. En el siglo XX particularmente, la Ronda se convierte en uno de los refugios preferidos por los pensadores y artistas que produjeron valiosas obras del patrimonio cultural nacional

Fuente: Fonsal  

 

ECUADOR APUESTA POR EL TURISMO GASTRONÓMICO.

El Ministerio ecuatoriano de Turismo va a emprender una campaña para rescatar la cultura de sus pueblos mediante la identificación tanto de platos típicos como de las recetas típicas de cada población por donde transitará el tren que saldrá desde Quito hacia Guayaquil.

Ya se han visitado dos docenas de pueblos e identificado más de 60 diferentes platos, algunos de ellos en proceso de extinción, tales como el togro de Salcedo, una gelatina de cerdo o los pastelillos de Yaguachi.

Verónica Sión, ministra de Turismo, ha destacado que el proceso de tipificación esta en manos de un equipo técnico especializado en temas gastronómicos que pertenecen al Ministerio y que viajan por los pueblos por donde transitará el tren que recuperará la ruta Quito - Guayaquil.

También van a ser objeto de estudio otras rutas turísticas, como la del Qapac Ñan; la ruta del Spondylus o la ruta de los Volcanes, entre otras.

Así, con esta recopilación de información se pretende la elaboración de guías gastronómicas que contribuyan como elementos de promoción para los viajeros que opten por visitar estos atractivos del Ecuador.

Para la ministra, se pretende un intercambio de información, firmándose convenios de formación entre el Ministerio de Turismo, las comunidades identificadas y las Universidades, para que se forme en estas zonas, en temas como las prácticas de manipulación de alimentos, la presentación de platos típicos, la identificación de posibles proyectos y la mejora de los establecimientos, con el fin de asegurar la calidad del producto.

Fuente: Expreso.

 

LA LIBERTAD SE CONVIRTIÓ EN FIESTA

La Velada Libertaria tuvo una excelente acogida por parte de los quiteños. 17 plazas del Centro Histórico se repletaron de artistas y público para festejar el Primer Grito de la Independencia. La Plaza de la Independencia, San Francisco, Santo Domingo, La Ronda y el Palacio Arzobispal fueron los principales escenarios a donde prefirieron agolparse los quiteños.

Las principales calles del Casco Colonial: Benalcázar,  García Moreno, Venezuela, Guayaquil y La Ronda se convirtieron en ríos interminables de gente que iban y venían para no perderse cada uno de los actos programados por el 10 de Agosto.

Tanta acogida tuvo este llamado a celebrar la libertad que la gente debía hacer fila para ingresar a los museos que permanecieron abiertos durante toda la noche, además que eran gratuitos.

El patio del Centro Comercial Palacio Arzobispal también se convirtió en el punto de encuentro, pues en este lugar se ubicó la Feria de Dulces Tradicionales: quesadillas, colaciones, cocadas, higos enconfitados, torta de maqueño, frutas bañadas de chocolate pudieron degustar los golosos que se cercaron.

En la plaza de San Francisco, la mayoría de público fue joven, pues los artistas invitados eran grupos de pop-rock y fusión que ya suenan en las radios.

La agrupación Caalu fue una de las primeras en saltar al escenario, la energía con la que arrancó la programación en esta importante plaza del Centro contagió a las más de 7 mil personas que asistieron solo a este lugar.

Revés, Rock Vox, Tomback, Esto es Eso y Chaucha Kings fueron los otros grupos que animaron la noche libertaria.

Mientras tanto el folclor se tomó la plaza de Santo Domingo, en donde la gente bailó al ritmo de una banda mocha, de la agrupación Ochún, el Ballet Nacional Jacchigua, entre otros.

En los patios del Palacio Arzobispal sonaron también las notas de la banda 24 de Mayo mientras el Ballet Folclórico Saruymanda hacía sus coreografías.

En La Ronda, en el Centro Cultural Metropolitano y en el convento de San Agustín  los jóvenes del proyecto educativo Quito Eterno revivieron con obras teatralizadas la reunión del 9 de Agosto de 1809 del Grito de la Independencia en la casa de Manuela Cañizares para derrocar al Conde Ruiz de Castilla.

A las 24:00, las notas del Himno Nacional sonaron en el Palacio de Carondelet, el Presidente Rafael Correa estuvo en el lugar. La gran noche libertaria se cerró con un festival de juegos pirotécnicos que brillaron en todo el Centro.

Fuente: Ultimas Noticias

 

MINISTRO DE CULTURA, GALO MORA, PADRINO DE LAS FIESTAS DEL YAMOR 2008

La delegación llegó acompañada por la banda, la coraza y danzas que oficializaron la ceremonia y animaron a los asistentes.

El Ministro recibió los presentes, agradeció la oportunidad de una vez más poder cumplir con los compromisos de la Revolución Ciudadana y estar cercanos a las manifestaciones populares, “Siempre estaremos más cerca de los ponchos que de las sotanas”, acotó.

La Comisión invita a la ciudadanía en general a asistir a Otavalo para estas celebraciones que se realizan durante la primera semana de septiembre.

 

PREMIO EUGENIO ESPEJO 2008

Ya se conocen a los ganadores del premio nacional de cultura “Eugenio Espejo”, que cada año el gobierno nacional entrega a los mejores cultores de las letras, artes, cultura y ciencias.

El Presidente de la República, Rafael Correa, informó a esta Cartera de Estado que de las ternas recibidas, el Premio Eugenio Espejo, en su edición 2008, ha sido concedido a:

Actividades culturales: Rodrigo Pallares

Actividades literarias: Alicia Yánez Cossío

Actividades artísticas: Carlos Rubira Infante

Actividades científicas: Eduardo Villacís Meythaler

Organismos públicos o privados: Abya Yala

La ceremonia de premiación se la realizará en el Salón Amarillo de la Presidencia de la República, el próximo 8 de agosto, con la presencia del Presidente Rafael Correa y el Ministro Galo Mora.

El Premio Nacional Eugenio Espejo es el máximo galardón que el Gobierno otorga a los personajes e instituciones más destacados del país en materia de ciencia, literatura, arte y cultura. El valor económico que incluye este premio asciende a $10 mil, además de una pensión vitalicia de cinco salarios mínimos unificados. Esta suma no solo garantiza un ingreso fijo a los beneficiados, sino que puede ser heredada a cónyuges e hijos menores de edad.

Creado en 1975, el Premio Nacional de Cultura Eugenio Espejo fue otorgado, en su primera entrega, a Benjamín Carrión, figura cimera de la historia de las ideas en el continente. Posteriormente insignes intelectuales del país como Jorge Carrera Andrade, Demetrio Aguilera Malta, Alfredo Pareja Diezcanseco y Raúl Andrade, entre otros, han sido merecedores de este premio.

Los ganadores:

Rodrigo Pallares.- Nacido en Quito, en 1925, fue el quién logró que Quito sea designada como Patrimonio Cultural de la Humanidad y las Islas Galápagos como Patrimonio Natural. En 1979 logró la creación del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural. En 1983, luego de 7 años de procesos judiciales ante la corte de Turín, Rodrigo Pallares, en su calidad de Director del INPC, consiguió la restitución de 12.000 piezas arqueológicas ilícitamente extraídas del Ecuador, constituyéndose en su momento en la mayor recuperación de objetos patrimoniales de la historia.

Alicia Yánez Cossío: Desde 1949 ha proporcionado al Ecuador innumerables obras de exquisita literatura que han sido reconocidas a nivel nacional e internacional. Ha incursionado en varios géneros como poesía, cuento, novelas de ficción y biografías. Alicia Yánes ha representado a la mujer ecuatoriana en la complejidad de su mundo, especialmente del siglo XX. Ha plasmado en sus obras una revisión de las reacciones y estrategias que las mujeres han inventado para sobrevivir en una sociedad patriarcal, ha rescatado a figuras sobresalientes de la historia ecuatoriana para darles un valor renovado.

También ha dedicado gran parte de su vida a la enseñanza de la creatividad literaria, trabajando con niños, jóvenes y adultos. Por estas y muchas más razones se ha hecho merecedora del Premio Nacional Eugenio Espejo 2008.

Carlos Rubira Infante.- Guayaquileño de 88 años de edad, según sus propias palabras, al momento de nacer en lugar de llorar, cantó. Ha recorrido todos los rincones de la patria llevando su talento y su alegría, interpretando canciones de su autoria como Esposa, Chica Linda, Playita Mía, Viva Quito, Ambato Tierra de Flores y muchas más.

Eduardo Villacís.- Médico de profesión, pertenece a varias instituciones de cardiología, la literatura forma parte de su vida, ha construido una poética sencilla, íntima, caracterizada por la pureza de la escritura, en la que se combinan las descripciones directas. Entre sus obras podemos mencionar Ajuar de Cal, un poemario compuesto por diecisiete textos que van desde la cotidianidad de los días feriados, pasando por la Venus de Valdivia y la identidad nacional hasta la migración, la industria de seguridad y los barrios de Quito. Otras de sus obras son: Latitud unánime (1953), Dieta sin sol (1981) y Documental sobre un conspirador (1994) ) , es un texto de primera línea en las letras nacionales.

Abya Yala.- Esta editorial puede ser considerada una de las mayores productoras de Ciencias Sociales en Latinoamérica, con un catálogo que alcanza cerca de 2.000 títulos publicados en sus 33 años de vida.

El alcance de la diversidad institucional, cultural, regional, geográfica y temática de su producción es tan amplio que es posible encontrar referencias sobre casi todos los pueblos indígenas del continente y de sus respectivas lenguas y culturas.

Entre las distinciones recibidas por la Editorial Abya-Yala, están: el Premio Internacional Bartolomé de Las Casas, otorgado por el gobierno español (1992); el premio del Ministerio de Educación y Cultura del Ecuador a la Mejor Editorial Ecuatoriana (1998); y, la primera versión del Premio Pío Jaramillo Alvarado a las Ciencias Sociales otorgado por la FLACSO (1998).

Fin menú